17.6 C
San Juan
miércoles, septiembre 22, 2021
InicioPolíticaExpresidentes conservadores cuestionan "lawfare" pero dicen que Macri es perseguido por las...

Expresidentes conservadores cuestionan «lawfare» pero dicen que Macri es perseguido por las armas a Bolivia


Aunque parezca insólito o no menos que llamativo,

En concreto, el grupo de ex mandatarios de Iberoamérica – con José María Aznar, Felipe Calderón, Álvaro Uribe y Vicente Fox, entre otros, como referentes – participantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) apoyaron a Macri en el marco de las causas que en Argentina y Bolivia investigan si el ex jefe de Estado envió de contrabando material bélico para reprimir las protestas sociales que se dieron en el país andino en noviembre de 2019, cuando hubo un golpe explícito a Morales por parte del gobierno de facto de Jeanine Áñez

En primer lugar, a través de un comunicado titulado “Declaración sobre la criminalización de los liderazgos democráticos”, llamaron «proceso de sucesión constitucional» al golpe en Bolivia y a la vez cometieron un insólito furcio al decir que quienes «evitaron que el incidente no comprometiese la viabilidad democrática boliviana» ahora son perseguidos por la justicia.

«Tras un proceso de sucesión constitucional avalado y reconocido por la Organización de los Estados Americanos, la ONU, la Unión Europea, China y Rusia, luego de la renuncia del entonces presidente Evo Morales, sus nuevas autoridades revierten la narrativa, acusan a los medios de comunicación independientes, persiguen a quienes evitaron que el señalado incidente no comprometiese la viabilidad democrática boliviana, y ahora se judicializan los expedientes que aseguraron dicha transición”, escribieron.

Aseguraron que “se intenta manipular” el caso de Bolivia para perseguir a Macri, porque – según ellos – los “adversarios de la izquierda antidemocrática” de la Argentina han marcado al ex mandatario como su “objetivo”, motivo por el cual se han iniciado causas judiciales en su contra “sin asidero real o por discrepancias manifiestamente políticas”. Jamás mencionaron las diversas notas confirmadas de ambos lados de la frontera que confirman el contrabando ilegal, pese a que resta conocerse para qué se usaron las armas.

Luego, a través de una serie de párrafos imperdibles, los ex presidentes de derecha sostienen, literalmente, que el «lawfare» que hace años denuncian los líderes progresistas de la región no existe pero a la vez denuncian que dirigentes como Macri son víctimas de ese mismo lawfare, al que llaman «guerra híbrida y jurídica».

«En ese mismo orden predican una llamada guerra híbrida o guerra jurídica, que sería parte de esta (lawfare), para señalar que han sido víctimas de dicha práctica ominosa; pero que, antes bien, la implementan actualmente los gobiernos aliados de esa izquierda antidemocrática a fin de criminalizar a las oposiciones que de modo auténtico defienden los valores de la democracia y la libertad», sostienen. 

Y siguen: “Bajo la dirección del actual gobernante argentino adquiere su plena significación la guerra híbrida y jurídica diseñada por la señalada extrema izquierda antidemocrática en las Américas; por lo que se hace imperativo hacerle un llamado a la Administración de Justicia, a los jueces y fiscales, al objeto de que no se olviden que en sus manos reposa en última instancia el destino de las libertades democráticas”.

IDEA defiende a Macri by Marcelo Rielo on Scribd

MIENTRAS, MACRI QUIERE BLOQUEAR QUE LO INVESTIGUEN DESDE EUROPA

La causa que investiga si el gobierno de Juntos por el Cambio contrabandeó material bélico a Bolivia tiene muchos elementos en el expediente: el juez en lo penal económico Javier López Biscayart analiza la información que solicitó la semana pasada y el fiscal Claudio Navas Rial amplió las imputaciones por la nueva denuncia que presentó el Ejecutivo la semana pasada.

Desde Europa, Macri se presentó en el expediente a través del abogado Pablo Lanusse – su patrocinador en otras causas penales en donde esta imputado, como el espionaje ilegal y la mesa judicial – e intentó que se suspenda el sumario interno que está haciendo Gendarmería por orden del presidente Alberto Fernández, en busca de la recolección de información de los protagonistas que viajaron a Bolivia con el armamento denunciado. Llamativa forma de defenderse de alguien que dice ser inocente.

Lanusse planteaba que el sumario debía suspenderse para que la defensa pudiera controlar la prueba que se estuviera produciendo con ese informe. Macri está «varado», pero su abogado, el mencionado, está en Argentina y son los defensores los que acceden a los expedientes, no los acusados. Por esto, justamente, no tuvo suerte: el juez López Biscayart denegó el pedido. Es probable que la defensa apele esta decisión ante la Cámara en lo Penal Económico.





Fuente:politicargentina.com

spot_img

Expresidentes conservadores cuestionan «lawfare» pero dicen que Macri es perseguido por las armas a Bolivia


Aunque parezca insólito o no menos que llamativo,

En concreto, el grupo de ex mandatarios de Iberoamérica – con José María Aznar, Felipe Calderón, Álvaro Uribe y Vicente Fox, entre otros, como referentes – participantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) apoyaron a Macri en el marco de las causas que en Argentina y Bolivia investigan si el ex jefe de Estado envió de contrabando material bélico para reprimir las protestas sociales que se dieron en el país andino en noviembre de 2019, cuando hubo un golpe explícito a Morales por parte del gobierno de facto de Jeanine Áñez

En primer lugar, a través de un comunicado titulado “Declaración sobre la criminalización de los liderazgos democráticos”, llamaron «proceso de sucesión constitucional» al golpe en Bolivia y a la vez cometieron un insólito furcio al decir que quienes «evitaron que el incidente no comprometiese la viabilidad democrática boliviana» ahora son perseguidos por la justicia.

«Tras un proceso de sucesión constitucional avalado y reconocido por la Organización de los Estados Americanos, la ONU, la Unión Europea, China y Rusia, luego de la renuncia del entonces presidente Evo Morales, sus nuevas autoridades revierten la narrativa, acusan a los medios de comunicación independientes, persiguen a quienes evitaron que el señalado incidente no comprometiese la viabilidad democrática boliviana, y ahora se judicializan los expedientes que aseguraron dicha transición”, escribieron.

Aseguraron que “se intenta manipular” el caso de Bolivia para perseguir a Macri, porque – según ellos – los “adversarios de la izquierda antidemocrática” de la Argentina han marcado al ex mandatario como su “objetivo”, motivo por el cual se han iniciado causas judiciales en su contra “sin asidero real o por discrepancias manifiestamente políticas”. Jamás mencionaron las diversas notas confirmadas de ambos lados de la frontera que confirman el contrabando ilegal, pese a que resta conocerse para qué se usaron las armas.

Luego, a través de una serie de párrafos imperdibles, los ex presidentes de derecha sostienen, literalmente, que el «lawfare» que hace años denuncian los líderes progresistas de la región no existe pero a la vez denuncian que dirigentes como Macri son víctimas de ese mismo lawfare, al que llaman «guerra híbrida y jurídica».

«En ese mismo orden predican una llamada guerra híbrida o guerra jurídica, que sería parte de esta (lawfare), para señalar que han sido víctimas de dicha práctica ominosa; pero que, antes bien, la implementan actualmente los gobiernos aliados de esa izquierda antidemocrática a fin de criminalizar a las oposiciones que de modo auténtico defienden los valores de la democracia y la libertad», sostienen. 

Y siguen: “Bajo la dirección del actual gobernante argentino adquiere su plena significación la guerra híbrida y jurídica diseñada por la señalada extrema izquierda antidemocrática en las Américas; por lo que se hace imperativo hacerle un llamado a la Administración de Justicia, a los jueces y fiscales, al objeto de que no se olviden que en sus manos reposa en última instancia el destino de las libertades democráticas”.

IDEA defiende a Macri by Marcelo Rielo on Scribd

MIENTRAS, MACRI QUIERE BLOQUEAR QUE LO INVESTIGUEN DESDE EUROPA

La causa que investiga si el gobierno de Juntos por el Cambio contrabandeó material bélico a Bolivia tiene muchos elementos en el expediente: el juez en lo penal económico Javier López Biscayart analiza la información que solicitó la semana pasada y el fiscal Claudio Navas Rial amplió las imputaciones por la nueva denuncia que presentó el Ejecutivo la semana pasada.

Desde Europa, Macri se presentó en el expediente a través del abogado Pablo Lanusse – su patrocinador en otras causas penales en donde esta imputado, como el espionaje ilegal y la mesa judicial – e intentó que se suspenda el sumario interno que está haciendo Gendarmería por orden del presidente Alberto Fernández, en busca de la recolección de información de los protagonistas que viajaron a Bolivia con el armamento denunciado. Llamativa forma de defenderse de alguien que dice ser inocente.

Lanusse planteaba que el sumario debía suspenderse para que la defensa pudiera controlar la prueba que se estuviera produciendo con ese informe. Macri está «varado», pero su abogado, el mencionado, está en Argentina y son los defensores los que acceden a los expedientes, no los acusados. Por esto, justamente, no tuvo suerte: el juez López Biscayart denegó el pedido. Es probable que la defensa apele esta decisión ante la Cámara en lo Penal Económico.





Fuente:politicargentina.com

spot_img